Lavado de cisternas

Proponemos el lavado de las cisternas que han contenido productos alimentarios líquidos o pulverulentos así como cisternas que han contenido productos no alimentarios.
Para el lavado interior de las cisternas, podemos efectuar el barrido, el enjabonado, el secado y el emplomado de la cisterna.

El lavado se hace en la pista cubierta equipada de cuatro cabezas rotativas alta presión (100 bares)
El operador sigue un protócolo de lavado definido según el producto que ha sido transportado en la cisterna. Los programas de lavado son pilotados por un autómata. Según el programa seleccionado, serán utilizados: agua caliente (85°C), agua fría, detergente, desinfectante y una funda secante cuyo aire caliente a 65 ° es filtrado. También podemos secar los tubos así como los racores de la cisterna. Disponemos de una cuba en acero inoxidable para la limpieza de los tubos y de las reducciones, un tubo con racor para la limpieza de las rampas de lavado, así como un « furet » (barra metálica) para el lavado interior de los tubos de la cisterna.
El lavado completo de las cisternas, antes de cada cargamento, permite garantizar la calidad de los productos alimentarios entregados en montón.

- Los productos de lavado utilizados son certificados aptos para los contactos alimentarios.
- El agua utilizado para el lavado es la de la red de ciudad (Label QUALIMAT)
- Después de cada lavado, hacemos un control visual y un control PH

- Control efectuado por un laboratorio especializado en microbiología agroalimentaria:

  • Validación de la eficacia de la limpieza / desinfección
  • Control de superficie
  • Detección de alérgeno

- La seguridad de las cisternas es asegurada con el emplomado
- Un certificado de lavado es devuelto después de cada limpieza

El lavado interior de la cisterna puede también ser efectuado por el chófer con las lanzas a alta presión.

 
© Ets VANNAUD 2014 - Station de lavage poids lourds